Navegar / buscar

La tercera capa

Hoy venimos a hablar de la famosa tercera capa: los cortavientos y membranas impermeables. 

Como en la variedad está el gusto, hemos decido traer a la tienda una selección de lo más completa para volverte loco mientras eliges.

Empezaremos por Mac In A Sac. Son prendas, habitualmente de microfibra, que suelen llevar tratamientos repelentes al agua que impiden que ésta traspase la prenda. En este caso, la microfibra es muy ligera y con tacto muy agradable. Además, su composición es muy económica, aunque de gran calidad, por eso, la pieza son 44€ . Calidad-precio muuuy recomendable.

Mizuno tiene una microfibra más evolucionada, gorro ajustable, más cantidad de bolsillos… Te aíslan a tope del viento y te protegen bastante del frío.

¿Qué diferencia al cortavientos de los impermeables? Las costuras de los impermeables deben llevar termoselladas las costuras y esto evitará que te entre agua. Además, la columna de agua determina la impermeabilidad de la prenda. Por otro lado, es interesante que te fijes también en su nivel de transpirabilidad.

Tenemos modelos de Joma y de Mac In A Sac desde los 40€ hasta los 50 o 60. 

Y, aquí, la joya de la corona: Mizuno, de 20.000 de columna de agua y 20.000 de transpiración.

Ya sabes, la tercera capa de invierno es fundamental y, para nosotros, los aspectos más importantes a tener en cuenta son:

  • ligereza y tacto agradable de la prenda
  • columna de agua
  • nivel de transpirabilidad

Pásate por la tienda, cuéntanos cuál de estos 3 ítems es para ti el más importante y el uso que le pretendes dar a tu cortavientos o membrana impermeable. Te indicaremos cuál es la prenda que ha sido hecha para ti. Te la presentaremos, os caeréis bien y, a partir de ahí, comenzará una bonita amistad de protección, entrenamientos pasados por agua y salidas en invierno 😉

 

Te gusta correr con pantalones?

No, la otra opción no es correr en pelotas, son las mallas. Si no te gustan las mallas, bien por estética o porque te molesta en la piel llevar algo tan pegado, los pantalones largos para correr en invierno son la solución. Son pantalones creados para correr,  no son tan apretados como unas mallas pero tampoco tan anchos como un chándal, y los materiales son muy técnicos y apropiados para correr, ligeros, protegen lo justo, y transpiran. Además el Ronhill Trail Trackster  es muy resistente, por si corres por la montaña y te enganchas con alguna rama, protege del frío y un poco del viento  y  tiene hasta elásticos para llevar los geles, por si vamos a participar en alguna carrera, hace mucho frío y decidimos hacerla con pantalón largo.
Su precio? 44,10 €, y son muy buenos, si los ves te gustarán seguro!

Quién lleva los Ronhill en Running Zgz???

Y que tiene esto de interesante?? Pues que es un pantalón “especial”, es un pantalón para correr de verdad verdad, pensado para eso. Es de Ronhill, el modelo Trakster Evolution, ligerito, abriga, transpira… y lo que marca la diferencia es que no es una malla. Si no te gusta como te queda una malla larga para correr en invierno, el Trakster es la solución perfecta, pues no es un pantalón de chándal, es mucho más. Es ligeramente más ajustado, para que no nos roce con el movimiento, su tejido es muy técnico, transpira, no pesa…
Si no habías encontrado la solución perfecta para correr en invierno sin ir con las mallas, llevar un incómodo pantalón de chándal, o pelarte de frío en pantalón corto, aquí la tienes…El Trakster Evolution! Y su precio es muy atractivo, se queda en 35,10€!

¿Hacia dónde corro cuando hace viento?

Esta es una pregunta que de vez en cuando hago a alguno de los atletas que entreno y habitualmente, además de mirarme con cara de “este se está quedando conmigo”, la respuesta que obtengo es un encogimiento de hombros.
Pues bien, no me he vuelto loco. Tener claras las ideas a este respecto puede marcar la diferencia entre disfrutar de una jornada de carrera confortable o convertirla en algo hostil.
Cuando nos planteemos la respuesta a esta pregunta, lo primero en lo que tenemos que pensar es en que época del año nos encontramos.
Si nos encontramos en los meses fríos, después de ponernos nuestro magnífico chaleco cortavientos, debemos empezar a correr con el viento en contra, para terminar  nuestro entrenamiento con el aire a favor. ¿Y eso por qué?, os preguntaréis algunos. Pues bien, el motivo tiene que ver con la termorregulación que nuestro organismo lleva a cabo durante el esfuerzo físico. Si cuando empezamos a correr, llevamos el viento en contra, nuestro organismo experimentará una sensación de temperatura inferior a la que realmente hace. La soportará mejor, pues partimos con una sensación de confort acorde a la temperatura de nuestros hogares y de que salimos secos de casa, Mientras que si hubiésemos empezado a correr con el viento a favor, habríamos tenido una mayor sudoración, la cual, al dar la vuelta y regresar a casa con el viento en contra y húmedos, nos habría dejado mucho más fríos y expuestos a pillar un buen catarro.
En cambio, si estamos en los meses calurosos del año, el sentido de carrera al inicio de nuestro entrenamiento debe ser el contrario, con el aire a favor, pues la capacidad para desarrollar una buena termorregulación por parte de nuestro cuerpo es óptima al comienzo del entrenamiento y conforme éste discurre va disminuyendo fruto del aumento de la temperatura corporal asociada al esfuerzo físico continuado, a las altas temperaturas y a la perdida de líquidos, por lo que si en la segunda parte del entrenamiento contamos con el viento o una ligera brisa en contra, dispondremos de un magnífico aliado, que junto a una buena hidratación, nos ayudará a finalizar el entrenamiento en las mejores condiciones posibles.
Así que ya sabéis … La dirección en la que corremos si importa.
Nos vemos por los caminos.
Chema Artero Pardo

Que el cierzo no te pare!!

Si vas a correr en Zaragoza, el cortavientos (o cortacierzo, lo que más te guste…) es una prenda imprescindible. Es la tercera capa, la que siempre va la última y su función es aislarnos de las inclemencias meteorológicas. Los más sencillos son un nylon, te cortan el viento pero te agobian pues no transpiran nada. Nosotros no tenemos de esos.
La mayoría de los cortavientos están fabricados con microfibras. Los tienes más finitos y muy ligeros, como este de Nike que es suuuper ligero. La mayoría son un poquito más densos, con más cuerpo, como este Adidas, que tiene cortes por láser para mejorar la transpiración. Algunos de estos cortavientos tienen las mangas desmontables, para convertirse en chalecos. Nosotros utilizamos mucho los chalecos cortavientos, y van muy bien si un día sales con el cortavientos con las mangas y a los diez minutos ya ves que te has equivocado y te vas a cocer. Le quitas las mangas, las metes en un bolsillo que llevan para guardarlas, y a disfrutar! Como por ejemplo este modelo de Nike.
Si aún quieres más prestaciones, tenemos que irnos a las membranas. Las más conocidas son de la marca Gore, como Windstopper, que consigue una muy buena transpiración cortando todo el viento y casi toda el agua. Además, la mayoría de estos cortavientos llevan alguna capa térmica, para dar confort, aquí tienes un ejemplo de una magnífica chaqueta, y aquí otra, un poco más económica.
Y si aún quieres más, aquí puedes ver una de las chaquetas de X-BIONIC, con su membrana Symbionic, lo más avanzado para correr, con multitud de detalles y unos acabados de auténtico lujo.
Con estas chaquetas, te olvidarás del cierzo!

Nada de frío este invierno

Es posible que algunos corredores no le presten mucha atención, pero la primera capa es IMPRESCINDIBLE. Nos podemos gastar 400 € en una chaqueta y otros 100 en unas mallas, que si no vamos con una interior de invierno que sea al menos correcta, no correremos a gusto. Tenemos térmicas interiores de manga larga de Lurbel que son una pequeña maravilla, el cuerpo está hecho sin costuras, se ajustan como un guante, dan calorcito y transpiran de cine, y cuestan 22 €, no hay excusa para no tener alguna.
Si queremos alguna prestación más, como  un poco más de abrigo, podemos ir a unos de los mejores fabricantes de primeras capas, Under Armour, con un tejido que aleja la humedad de nuestra piel a gran velocidad, para que no  se enfríe y nosotros tampoco, esta es un buen ejemplo. Y si además de ir calentito y seco, no te importa parecer un astronauta, la X-BIONIC Radiactor es perfecta. Confeccionada entre otras cosas con hilo de plata, garantiza que estaremos a 37º pase lo que pase ahí fuera. Lo bueno es que al ser primera capa debemos de ponernos algo sobre ella, para no llamar tanto la atención. Eso si, es buena para aburrir.
Tenemos también primeras capas de Mizuno, Joma, y muchas otras de las marcas que te hemos presentado antes. Lo importante es que recuerdes que la primera capa es imprescindible. No sirven las de verano pues son otro tipo de tejido (Coolmax en vez de hilo hueco) y tiene que tener calidad, pues estará en contacto permanente con tu piel, y tiene que mantenerte seco y calentito.